Sexo transexual gratis, porno, porno gratis, Videos Transexuales, webcam gratis en WWW.GRATISTRANS.COM

Sexo transexual gratis, Porno, Porno gratis, Videos transexuales gratis en gratistrans.com

WWW.GRATISTRANS.COM

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10

RELATOS 5 - UNA PARTE DE MI VIDA
UNA PARTE DE MI VIDA - Me hice una experta en mamadas y me encantaba que se corrieran en mi boca, aquello les gustaba muchisimo y sobre todo cuando me tragaba toda su leche.

    

Hola, es la primera vez que escribo algo sobre mi en Internet, por eso espero que sabréis disculpar mi falta de expresividad.

Soy varón (cosas de la naturaleza), pero me gustaría llamarme Jeannette, tengo 45 años y hace aproximadamente unos 20 que descubrí mi gran afición a la lencería femenina, no solo lencería, sino todo tipo de prendas de vestir, vestidos, zapatos de aguja, pelucas, incluso maquillaje.

Todo empezó en Las Palmas de Gran Canaria, donde, como sabréis, hay muchos travestis y transexuales. Poco a poco, aunque estaba casado, me fue interesando cada vez más todo ese mundo que les rodeaba. Hasta tal extremo, que fue la causa de mi divorcio. No es que lo pusiera como motivo en la demanda, pero si fue lo que me indujo a pedir la separación por otros motivos.

Día tras día me introducía más y más en su mundo, estaba el tiempo que podía vestido de mujer en casa. Medias, tacones, tangas, picardías, peluca y maquillaje, era mi pasión siempre que alguna visita inoportuna no me lo impedía. Pero poco a poco, la soledad me rodeaba más y más. Yo sin saber me distanciaba de la gente conocida cada vez más. Reaccioné a tiempo y empecé a relacionarme con estas chicas (travestis) tan maravillosas.

No fue difícil, pues su trabajo en la prostitución, facilitaba el contacto y poco a poco hice un grupito de amigas. Pasado un tiempo, nuestra confianza alcanzó su grado máximo, fiestas, cenas, orgías... Nuestra relación era simplemente maravillosa y sensual. Llegué incluso a perder efectividad en mi trabajo, (soy funcionario) cosa que se dejó notar y mis superiores me dieron varios toques de aviso. Pero bueno, me puse las pilas, hice ver que mi separación matrimonial tenía la culpa y todo se pasó, afortunadamente para mí.

Todo marchaba de maravilla. Seguía con mis amigas y cada vez me enviciaba más con ellas, las tenía en mi pensamiento a todas horas y como veía que me aceptaban de aquella manera, llegaron a ser mi obsesión. Echaba de menos sus contactos, nuestros juegos eróticos, y sobre todo cuando me penetraban de aquella manera tan bestial, me volvía loca sentir sus penes entrando y saliendo en mi culo uno tras otro, formábamos un quinteto estupendo, digno de la mejor peli porno.

    

Me hice una experta en mamadas y me encantaba que se corrieran en mi boca, aquello les gustaba muchísimo y sobre todo cuando me tragaba toda su leche, esto las excitaba mucho más. Un día, me propusieron que me quedara en su piso y que me ofreciera a algún cliente, yo acepté como loca, pero cuando el hombre estaba desnudo ante mí, comprendí que no eran hombres lo que me gustaban sino solo travestis. Me gusta que las mujeres me follen y lo más parecido a esto son travestis y transexuales.

Recuerdo unos carnavales, lo pasamos de vicio, yo salí disfrazada de prostituta, mis amigas me ayudaron a maquillarme y la verdad es que lo hicieron de maravilla, solo mi voz delataba mi condición masculina, mis ademanes, mi manera de andar y todo, salieron, pero bien, bien. ¡Que semana!

Un grupo de adineradas cuarentonas solteras contrataron a mis amigas para unas jornadas de sexo en casa de una de ellas. Como eran lesbianas eligieron mujeres con pene y yo me apunté. Aquello fue bestial, tres días dándole al mete y saca, aquellas mujeres eran insaciables, parecía que habían descubierto el sexo en esos días.

La casa estaba llena de consoladores y máquinas eléctricas para la penetración, fue allí donde probé por primera vez uno de esos artilugios y me enganché a ellos, desde ese día no falta uno en mi cama para mis ratos de soledad. Recuerdo que un aparato de los eléctricos, tenía en su extremo un pene de 30 cms. de largo por 6 cms. de grueso, acoplado a un motor que lo hacia entrar y salir a distintas velocidades.
    
Me apunté a probarlo y fue algo maravilloso, sentir aquello tan grande en mi culo y que me llegaba hasta las entrañas, como entraba y como salía mientras le comía el clítoris a una de aquella mujeres, ¡ufff! Solo de pensarlo me pongo cachonda. Suelo recordar aquellos tres días muy a


menudo y sobre todo para estimularme cuando estoy de baja moral.

Que tiempos aquellos, digo esto porque al poco tiempo, en el trabajo, me dieron la noticia que me destinaban a la Península. Aquello fue para mí un mazazo impresionante, era como cortar una vida por lo sano, pero tuve que rehacer mi vida sino quería caer en una depresión. Mis cuatro amigas me consolaron y animaron bastante y la despedida que me hicieron fue algo maravilloso y difícil de olvidar.

Ya en la península, continué con mi vicio preferido, el travestismo privado, y procuro entablar nuevos contactos, pero como mi experiencia en las Islas Canarias no hay nada que se le parezca.

Un besote para todas aquellas que lean mi escrito y decirles que el travestismo es algo maravillooooooooooooooooooso. A la que le interese le mando fotos (pero seriedad).
 

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10

VIDEOS GRATIS DE TRANSEXUALES

PAGINAS RECOMENDADAS:

Videos Fotos Gay - Fotos Gays - Gay Duro Videos Gay - Tema Gay - Porno Gratis - Sexo Transexuales - Fotos de famosos - Fotos y Videos Gays  -Chicos Gays - Intercambios Porno - Sexo XXX - Sexo Gay - Pollas Gays - Porno Gay -  Chicos Gays - Sexo Gay

© www.gratistrans.com 2009